Las terapias manuales engloban todas aquellas técnicas en las que el terapeuta trabaja con sus propias manos para devolver el equilibrio tanto físico como energético al organismo del paciente. La mayoría de estas terapias van enfocadas al tratamiento del sistema músculo-esquelético y vascular, a excepción de la Osteopatía visceral y de la Reflexoterapia podal.

Dentro de estas terapias destacamos la Osteopatía estructural, Osteopatía sacro-craneal, Osteopatía visceral, Quiromasaje, Técnica de integración neuro-estructural, Drenaje linfático manual, Reflexoterapia podal, etc.


 

Osteopatía

La osteopatía se trata de una medicina manual global, donde el profesional a través del “sentir”, de sus conocimientos teóricos y prácticos y de diversas técnicas manuales localiza las restricciones de los tejidos, la falta de movilidad de estos, y apoya con diversas maniobras manuales al restablecimiento y armonía de estos tejidos repercutiendo en una mayor salud física, y por la relación mencionada a una mejora del estado mental, nervioso y emocional de la persona tratada.
+ info

Según estos principios, por medio de la manipulación del sistema musculo esquelético se podrían mejorar muchas afecciones de órganos vitales y viceversa a través del aumento de movilidad en órganos y cráneo se podrían mejorar el resto de sistemas del cuerpo afectados, esto nos hace distinguir entre los tres grandes grupos en los que la osteopatía basa sus tratamientos:

–  Osteopatía estructural: las manipulaciones y maniobras se ejercerán sobre el sistema musculo esquelético, con la pretensión de devolver la funcionabilidad a dichos tejidos. De forma directa con el conjunto de ténicas aplicadas sobre los tejidos, aumentamos la vascularización, nutriendo y drenando. Así mismo la musculatura y estructuras blandas articulares, se ven elastificadas, estimulando también la regeneración de sus fibras. En este trabajo el Osteopata prepara los tejidos para una manipulación más correcta, evitando trus articular agresivo, (sonido que se produce con la manipulación articular) y teniendo más posibilidades de éxito en el tratamiento. Los tratamientos más llamativos de la osteopatía estructural generalmente son: contracturas, sobrecargas musculares, tendinitis, tenosinovitis,  capsulitis, eguinces, trastornos de la columna vertebral, pinzamientos, cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, lumbo-ciáticas y un gran etc.

–  Osteopatía visceral: Se analizaran en profundidad las estructuras viscerales su movilidad y la repercusión que puedan estar ejerciendo sobre otros sistemas y se aplicaran maniobras especificas para ellas, con el fin de mejorar su sitema ligamentario de sosten, se mejora la elasticidad de las envolturas de las mismas, estimular la vascularización y mejorar la llegada de la señal neurológica, con lo que logramos una mejora de toda la estructura visceral y su función.

–  Osteopatía sacrocraneal: Las compresiones sobre los huesos craneales, por diversas causas como a veces el nacimiento o traumatismos y la tensión almacenada por nuestro sistema nervioso durante distintos periodos de nuestra vida, puede acarrear distintas patologías sobre nuestro sistema nervioso central, el funcionamiento del liquido cefalorraquídeo y las funciones cerebrales. Esta rama de la osteopatía lo estudia, lo contempla y lo trata por medio de una técnica muy sutil y meticulosa, mejora el micro-movimiento de los huesos del cráneo y el bombeo del líquido cefaloraquídeo, estimulando los ventrículos situados en el cerebro y a su vez el bombeo hacia la médula espinal.


 

Quiromasaje

Básicamente el Quiromasaje se definiría como un masaje con las manos. Lo que le diferencia de los masajes aplicados con aparatología u otras técnicas de masaje.
+ info

El Quiromasaje es una excelente técnica de preparación y mejora de los tejidos del sistema locomotor. Con su efecto amasante, elastificamos, vascularizamos y nutrimos los tejidos corporales, relajando estructuras y aliviando el dolor de estos tejidos y favoreciendo la recuperación del paciente.

Las patologías mas llamativas que tratamos con esta técnica generalmente son: contracturas, sobrecargas musculares, tendinitis, teno-sinovitis,  capsulitis, eguinces, transtornos de la columna vertebral, cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, lumbo-ciáticas, varices, arteriopatías y un amplio etc.


 

Técnica de Integración Neuroestructural (TIN - TÉCNICA BOWEN)

Técnica de Integración Neuroestructural, conocida también como “Técnica Bowen” por ser él, Thomas A. Bowen, quien la creó y desarrolló. También se la conoce por sus siglas, N.S.T., marca registrada, del término inglés “NeuroStructural integration Technique".
+ info

Es una terapia de tejidos blandos, que a través de estímulos en determinados puntos llegan al sistema nervioso central, periférico y autónomo y buscan la integración del sistema nervioso y del cuerpo para que este recupere el equilibrio. Cuando se aplica se inicia un proceso natural de autorregulación este proceso que se inicia en la columna vertebral consecuentemente llega a todo el cuerpo, tejidos y órganos.

Alivia el dolor: y permite que sea el mismo cuerpo quien active los recursos de autocuración, y lo hace a diferentes niveles para recuperar de esta manera el equilibrio perdido, lo que se llama la “Homeostasis”. Muchas veces se recupera ese equilibrio simplemente rompiendo el círculo vicioso de dolor y protección que propio organismo crea.

Relaja: la manipulación que se hace es muy suave (sin dejar de ser por eso sorprendentemente efectiva) además el protocolo seguido de estimulo y reposo. Crea el marco ideal para que el cuerpo pueda producir ese cambio que se necesita, dando la oportunidad al cuerpo de recupera su estado natural mientras se produce esa profunda relajación.

Elimina bloqueos: ligado al concepto de circulación energética, “Chi”.

Regula la energía del cuerpo: parte del trabajo con T.I.N. está realizado sobre puntos de los meridianos de Acupuntura y Tsubos del Shiatsu liberando los bloqueos que se producen en ellos y permitiendo que la energía circule mejor. Este bienestar producido por esta liberación afecta a todo el cuerpo. Eliminando los bloqueos y permitiendo la reestructuración. El camino hacia la estabilidad estructural queda abierto, el cuerpo no pudiera trabajar bien. Trabaja sobre el Sistema nervioso autónomo con lo que estamos actuando sobre el control de la mayoría de las funciones corporales, desde la respiración hasta los sistemas endocrino y gastrointestinal; y linfático El efecto resultante en todos estos niveles de actuación produce una eliminación rápida o la reducción de síntomas, seguidos de un aumento de la energía y un sentido inequívoco de bienestar. Típicamente la respuesta a NST es en la mayor parte de los casos es profundamente eficaz, y más que raras veces, milagrosa. El objetivo principal de TIN es reintegrar el complejo mente – cuerpo como un todo, refiriéndonos tanto a las dolencias como a los síntomas de desequilibrio.


 

Terapia Sacro-craneal

William Gardner Sutherland, periodista, que se quedó fascinado por la ciencia de la Osteopatía, tanto que abandonó su carrera de periodista y se centró en la Osteopatía. Este joven estudiante contemplando cierto día un cráneo especialmente preparado, centró su atención sobre los huesos temporales y una idea le golpeó como un rayo: “biselados como las agallas de un pez, diseñados para la respiración primaria”.
+ info

Este pensamiento le llevó a pasar el resto de su vida explorando acerca del hombre y de su naturaleza. Profundamente espiritual, pero tomasiano, tuvo la certeza de que los huesos craneales tenían micromovimientos. Para convencerse de que no era así, diseñó una especie de casco, con cinchas de cuero y topes, con el que se ceñía el cráneo, experimentando así todo tipo de malestares, dolores y desequilibrios a todos los niveles: físicos, emocionales y mentales. Cuando se quitaba el casco compresor, su mujer, con un suave masaje en la cabeza, aliviaba sus dolores. Así se dio cuenta de cómo, efectivamente, los huesos craneales tenían movimientos, y la ausencia de esos movimientos conducía a la enfermedad. Trabajó en un hospital infantil y ayudó a muchos niños con su técnica. Incluso tuvo la oportunidad de poner a prueba sus teorías en un caso muy grave. Estando de picnic en casa de unos amigos, en el campo, oyó un alboroto cerca del lago y se acercó. Allí vio cómo sacaban del agua a un hombre, aparentemente ahogado. Mientras llegaba el médico, sutherland tomó la cabeza de este hombre entre sus manos y manipuló sus huesos temporales. Tras breves instantes hubo una sacudida y el hombre comenzó a respirar: había reconectado con la potencia que anima a todos los seres vivos: el Aliento de Vida. Sutherland introduce en la Osteopatía el concepto del movimiento craneal, que es un movimiento rítmico que tiene su origen en la fluctuación del Líquido Cefaloraquídeo y se expresa en todo el cuerpo de forma simultánea y global, como movimiento involuntario. Desarrolló una serie de técnicas para equilibrar este movimiento craneal. Introdujo la idea de la Potencia del Aliento de Vida, de la Marea y de la Inteligencia Inherente en el organismo. El Dr. Sutherland publicó un libro con sus teorías, que fue rechazado por sus colegas contemporáneos.

Esta técnica se basa en cinco principios claros, establecidos por el Dr. Sutherlan:

–   La fluctuación del líquido cefalorraquídeo

–   El movimiento inherente del sistema de membranas de tensión recíproca.

–   La motilidad del sistema nervioso

–   La movilidad de los huesos craneales.

–   El movimiento involuntario del sacro entre los iliacos.

Estos cinco principios son la base del trabajo en consulta, y le sirven al terapeuta para valorar el estado de salud de su paciente y para corregir cualquier desajuste. Para ello el terapeuta contacta con la Respiración Primaria, es decir, con el movimiento involuntario que el funcionamiento simultáneo de estos cinco principios causan en el cuerpo. Con un contacto muy ligero de sus manos va sintiendo todo el cuerpo. Cualquier restricción del movimiento de la Respiración Primaria se manifiesta en el cuerpo como un estancamiento de todos los líquidos del cuerpo y, a la larga, genera enfermedad. Utilizando sus manos como herramientas, y el impulso del líquido como ayudante, el terapeuta va devolviendo a los tejidos la movilidad perdida.

Las sesiones de terapia Sacro-Craneal generan equilibrio, eliminan desajustes y crean gran bienestar. Son muy útiles en casos de traumatismos, tanto en el cráneo como en el sacro, por lo tanto son muy eficaces para secuelas de accidentes, o de operaciones quirúrgicas. En desajustes provocados en el parto debido a un nacimiento complicado, con fórceps, ventosa o cesárea. Reconocer y tratar los desequilibrios craneales en los bebés sirve para prevenir problemas que se manifestarían más tarde en su vida. En trastornos relacionados con la estructura del cuerpo como problemas de columna o de cualquier articulación; en alteraciones del sistema nervioso, en dolores de cabeza, trastornos hormonales y un largo etcétera.

¿Para qué es útil?

–   Secuelas de nacimiento traumático

–   Secuelas de accidentes de cualquier tipo

–   Secuelas de operaciones quirúrgicas, adherencias, traumas…

–   Traumas emocionales

–   Disfunciones del sistema nervioso

–   Disfunciones del sistema digestivo

–   Disfunciones del sistema cardio-respiratorio

–   Disfunciones del sistema músculo esquelético

–   Problemas de oídos como zumbidos, tinitus, pérdida de audición o dolores

–   Problemas de vista y olfato

–   Dolores musculares o de huesos

–   Hernias discales

–   Jaquecas o migrañas

–   Desajustes emocionales o de personalidad


 

Drenaje Linfático Manual

Historia:

La técnica fue descrita por primera vez y desarrollada en 1932 por la pareja danesa compuesta por el Dr.Emil Vodder y su mujer Estrid. Y seguida posteriormente por otros fisioterapeutas, entre los que destaca Leduc.
+ info

No se conoce exactamente el origen del sistema linfático, lo cual es motivo de polémica y desacuerdo en lo que al estudio embriologíco se refiere. Se cree que el sistema linfático es anterior al sistema circulatorio sanguíneo, ya que este último se fue desarrollando como consecuencia de la necesidad de mantener un sistema muscular fuerte, capaz de consolidar una vida más activa. Son diversas las teorías que intentan explicar dicho origen. Hoy por hoy, las controversias no están en absoluto aclaradas y son varias las incógnitas que retan continuamente a esclarecer las causas de nuestra peculiar morfología. Aunque relativamente reciente, el estudio del sistema linfático y sus funciones ya se conocían en la antigüedad.

Hipócrates hablaba de “sangre blanca”, refiriéndose a la existencia de unos conductos que contenían un liquido lechoso y blanquecino. Hoy sabemos que se trata de los vasos quilíferos, responsables del transporte de las grasas provenientes de la digestión, que no pueden ser absorbidas por vía venosa. Aristóteles, Herófilos y Erasístrato mencionan en sus escritos “ciertas estructuras anatómicas, que encierran un fluido incoloro”, aspecto que presenta la linfa. Herófilos cita unos vasos que van a parar a una “especie de glándulas no definidas”, a las que actualmente llamamos ganglios linfáticos.

Sistema Linfático:

El sistema linfático se compone de un líquido circulante: la linfa, un sistema de vasos para recoger y transportar la linfa, y diversos órganos linfoides incluyendo los linfonodos, el bazo, el timo y las tonsilas.

El sistema linfático es el encargado de drenar el plasma excedente generado a partir de los procesos de intercambio celular. Del mismo modo, este sistema funciona como un excelente filtro para atrapar bacterias y residuos del organismo, siendo por lo tanto, un componente de suma importancia dentro del sistema inmunológico.

El sistema linfático se compone de un sistema de tubos ramificados al que drenan los líquidos intersticiales.

Técnica:

El drenaje linfático manual es una forma de masaje que favorece el funcionamiento del sistema linfático, crucial para una marcha eficaz del sistema inmunológico.

Es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y en las técnicas de masaje terapéutico. Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatofisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que hoy por hoy, no son capaces de drenarse por medios instrumentales (por ejemplo, la presoterapia, que drena sólo líquido intersticial), por lo que supone una herramienta en la solución de la mayoría de los edemas linfáticos.


 

Reflexología Podal

En la historia de la Reflexología Podal se encuentra que en muchas sociedades antiguas (hace mas de 4.000 años), de la japonesa a la Egipcia se usaban formas de masajes en los pies para sanar, estos eran aplicados como una verdadera disciplina, en lo que en ese entonces era la ciencia médica. Los indios americanos llevan usando métodos similares durante siglos. A bases de experiencia, al comunicarse unos con otros a través de generaciones, se fueron poco a poco encontrando que existían puntos muy específicos en los que se podía estimular el funcionamiento de algunos órganos, glándulas y partes de cuerpo.
+ info

Con el pasar de los años ese conocimiento fue ampliándose en tal medida que se dio lugar al desarrollo de nuevas técnicas curativas como la Acupuntura, por citar alguna, y que tuvieron su origen en la primera etapa del desarrollo histórico de la Reflexología. Algunos autores citan ciertos sistemas de presión en pies y manos que eran utilizados como técnica terapeuta por algunos médicos centroeuropeos en la Edad Media.

Principios de la Reflexología Podal

Aplicando Presión controlada sobre los puntos específicos de los pies y manos (áreas reflejas), el terapeuta puede identificar y tratar problemas en todas las partes del cuerpo. Cada área refleja esta relacionada con una parte del cuerpo concreta mediante una serie de zonas longitudinales y transversales. Las primeras pasan por ambas piernas y brazos esto significa que existe áreas de zonas relacionadas presentes en determinadas partes del cuerpo, que unen hombro y cadera, brazo y muslo, codo y rodilla, antebrazo y pantorrilla, muñeca y tobillo, y mano y pie. Estas pueden usarse como áreas alternativas para un tratamiento cuando la parte afectada no puede tratarse directamente, debido a una lesión. Aunque la presión ejercida en la Reflexología no es dolorosa, el paciente experimentara diversas sensaciones. El terapeuta usara estas respuestas para determinar el origen de los desequilibrios responsables de los síntomas.

Los Reflexólogos usan las yemas de los dedos para ejercer una presión firme pero no fuerte sobre las áreas reflejas de los pies (o a veces de las manos) de un paciente, y evaluar así el estado de salud de cada parte del cuerpo determinada mediante una serie de zonas cuidadosamente definidas. Cada órgano, glándula, entre otros, tiene su equivalente en un punto reflejo, a través del cual el terapeuta puede descubrir si funciona como debería y ejercer la presión adecuada para corregir algún problema que perciba. Mediante una sesión de Reflexología completa a través de los pies se trata todo el cuerpo y se corrigen desequilibrios.


 

Aparatología

El desarrollo y la investigación a hecho que dispongamos de aparatos de apoyo a la terapia, con el objetivo prioritario de aportar mayor rapidez en la mejoría de las patologías tratadas.
+ info

Aparatos como el láser, la diatermia, el ultrasonido, electro-estimuladores, etc., nos dotan de herramientas para estimular la regeneración celular, mejorando los estados inflamatorios, obteniendo una respuesta analgésica y en definitiva acelerando el proceso de mejora del paciente.

En el “Instituto de Medicina Alternativa”, disponemos de aparatologías de ultima generación complementando nuestras terapias y dando respuesta a la necesidad de una pronta recuperación del paciente.