Atención telefónica
ininterrumpida
+ (34) 91 575 07 47
+ (34) 91 575 06 88
+ (34) 607 18 39 97
Horario extendido
Lunes - Jueves: 10:00 a 21:30h
Viernes: 10:00 a 20:30h

Es indudable la importancia de cómo nos mostramos a los demás y como nos sentimos nosotros mismos cuando nos vemos bien. Para conseguir un estado optimo de nuestra imagen, o no perder el que tenemos, en ocasiones recurrimos a los tratamientos de estética.

En este sentido hay que decir que no es lo mismo realizar tratamientos estéticos, con consecuencias negativas para nuestra salud, o tratamientos en los que obtengas los mismos resultados, pero sin provocar daños en ella.

Para conseguir los mejores resultados sin efectos secundarios o adversos, el “Instituto de Medicina Alternativa”, propone tratamientos de origen natural, libres de dichos efectos, como la terapia reductora por medio de mesoterapia homeopática, presoterapia o el Drenaje Linfático Manual (DLM).


 

Presoterapia

El sistema que da base a la presoterapia fue inventado en la década de 1960, en los Estados Unidos, por un grupo de médicos que buscaba solucionar los problemas vasculares que se padecen en el brazo luego de una mastectomía (cirugía de ablación del seno). El primer invento consistía en un compresor que inflaba una manga de tela donde el paciente colocaba su brazo. Pocos años después, en Francia, un equipo de flebólogos le encontró utilidad para tratar problemas circulatorios y de várices, y creó el método conocido como “Frigibas”, un sistema más parecido a la presoterapia como la conocemos hoy.
+ info

La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, se destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de celulitis.

El tratamiento de presoterapia se suministra a través de cobertores o botas (especiales para la presoterapia) que recubren las piernas y glúteos, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial. A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las varices.

La presoterapia logra reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación del cuerpo, estimula el sistema inmunológico y tonifica los músculos. Además de estos beneficios médicos, encontramos entre sus ventajas estéticas que la presoterapia elimina la celulitis, previene la formación de nueva celulitis, modela y reafirma glúteos y piernas y trata de forma eficaz las varices.

 

Mesoterapia

La mesoterapia es uno de los tratamientos más efectivos para combatir la celulitis y los depósitos de grasa que se acumulan en zonas específicas.
+ info

Este tratamiento es proveniente de Francia y consiste en administrar pequeñas dosis de productos homeopáticos en la primera capa de la dermis (justo debajo de la piel), mediante inyecciones que no provocan ninguna molestia. Estas infusiones logran una disminución progresiva (en unas diez sesiones) de las áreas problema, ya que al actuar directamente sobre el tejido adiposo liberan el exceso de grasa y toxinas.

El tipo de productos que se aplica varía de acuerdo con las necesidades del paciente, ya sea que se desee mejorar su circulación u oxigenación o metabolizar y acelerar las paredes de las zonas de grasa para acelerar la desintegración de ésta.

Existe una modalidad de mesoterapia articular y muscular. Esta consiste en aplicar medicamentos (homeopatizados en nuestro caso), de forma local, para mejorar la funcionabilidad del sistema locomotor. Es muy eficaz en reumatismos como la artritis, artrosis, contracturas y un amplio etc.

Aplicación:

Lo único que se hace es limpiar el área a tratar con alcohol antes de pincharla con agujas de medida especial.Las partes del cuerpo que más suelen acumular grasa y que más incomodan a las mujeres son: cartucheras, muslos, papada, glúteos y abdomen.

Para complementar el tratamiento se realiza un masaje circulatorio o un Drenaje Linfático Manual (DLM).

 

Drenaje Linfático Manual

Historia:

La técnica fue descrita por primera vez y desarrollada en 1932 por la pareja danesa compuesta por el Dr.Emil Vodder y su mujer Estrid. Y seguida posteriormente por otros fisioterapeutas, entre los que destaca Leduc.
+ info

No se conoce exactamente el origen del sistema linfático, lo cual es motivo de polémica y desacuerdo en lo que al estudio embriológico se refiere. Se cree que el sistema linfático es anterior al sistema circulatorio sanguíneo, ya que este último se fue desarrollando como consecuencia de la necesidad de mantener un sistema muscular fuerte, capaz de consolidar una vida más activa. Son diversas las teorías que intentan explicar dicho origen. Hoy por hoy, las controversias no están en absoluto aclaradas y son varias las incógnitas que retan continuamente a esclarecer las causas de nuestra peculiar morfología. Aunque relativamente reciente, el estudio del sistema linfático y sus funciones ya se conocían en la antigüedad.

Hipócrates hablaba de “sangre blanca”, refiriéndose a la existencia de unos conductos que contenían un liquido lechoso y blanquecino. Hoy sabemos que se trata de los vasos quilíferos, responsables del transporte de las grasas provenientes de la digestión, que no pueden ser absorbidas por vía venosa. Aristóteles, Herófilos y Erasístrato mencionan en sus escritos “ciertas estructuras anatómicas, que encierran un fluido incoloro”, aspecto que presenta la linfa. Herófilos cita unos vasos que van a parar a una “especie de glándulas no definidas”, a las que actualmente llamamos ganglios linfáticos.

Sistema Linfático Manual:

El sistema linfático se compone de un líquido circulante: la linfa, un sistema de vasos para recoger y transportar la linfa, y diversos órganos linfoides incluyendo los linfonodos, el bazo, el timo y las tonsilas.

El sistema linfático es el encargado de drenar el plasma excedente generado a partir de los procesos de intercambio celular. Del mismo modo, este sistema funciona como un excelente filtro para atrapar bacterias y residuos del organismo, siendo por lo tanto, un componente de suma importancia dentro del sistema inmunológico.

El sistema linfático se compone de un sistema de tubos ramificados al que drenan los líquidos intersticiales.

Técnica:

El drenaje linfático manual es una forma de masaje que favorece el funcionamiento del sistema linfático, crucial para una marcha eficaz del sistema inmunológico.

Es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y en las técnicas de masaje terapéutico. Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatofisiología del sistema linfático, se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que hoy por hoy, no son capaces de drenarse por medios instrumentales (por ejemplo, la presoterapia, que drena sólo líquido intersticial).

En el campo de la estética el drenaje linfático manual es de vital importancia para la movilización de fluidos en el organismo, mejorando el movimiento de grasas y líquidos, mejorando la perdida de volumen, especialmente en el tratamiento de celulitis u obesidad.

Terapia Reductora

Hay muchas maneras de abordar un adelgazamiento o una reducción local de la grasa corporal, como la celulitis, pero en IMA presentamos un tratamiento integral completo, para que este verano te veas mejor.
+ info

Tratamiento integral:
- Asesoramiento dietético gratuito.
- Terapia de masaje vascular, drenaje linfático o presoterapia, según las necesidades del paciente.
- Mesoterapia personalizada (inyección subcutánea), con productos reductores naturales.
- Aplicación de crema reductora de alta calidad en terapia.
- Aparatología: diatermia o electroestimulación, según necesidades del paciente.